Orlando Pelayo 

PELAYO  Orlando Pelayo (Gijón, 14 de diciembre de 1920- Oviedo, 15 de marzo de 1990) es un pintor y grabador, de fama universal, perteneciente a la nueva escuela parisina. Infancia y juventud [editar]Su infancia y su juventud transcurren por Badajoz y Albacete. Exiliado en Argelia acausa de la Guerra Civil, a los veinticuatro años celebra su primera exposición individual, y en 1946 participa, con notable reconocimiento, en una colectiva que se celebra en el Museo de Orán, en la que figuran Picasso, Matisse y otros grandes pintores contemporáneos. Su fama salta a París, ciudad en la que fijará su residencia desde 1947. ]Su pintura será esencialmente parisina. Con un cuadro titulado L´enfant mort revalida en París la fama de que venía precedido. Desde entonces, sus obras son admiradas en las principales capitales del mundo. En Menton, donde se celebran famosas bienales de pintura, es premiado en 1953, y en 1955 recibe el Gran Premio Othon Friesz. En años posteriores será premiado en París, y sus cuadros figurarán en importantes colecciones, no sólo de Francia y España, sino también mexicanas, argelinas, suecas, israelíes, indonesias, japonesas, suizas o luxemburguesas. En España, realizó exposiciones individuales, en 1959, en Madrid, Oviedo y Gijón. De su obra, progresivamente tendente al moderno expresionismo, destacan: Rochers, Chèvres y Plateros, las Tauromaquias, Homenaje a Chicuelo, Corrida, Reina, Homenaje a Juan Ramón Jiménez, Homenaje a Edgar Allan Poe, Jaula de tórtolas, El chamarilero, Crucifixión y Retratos apócrifos Entre sus grabados, son de señalar los contenidos en la colección Once sonetos de Quevedo, con asuntos del Quijote; ilustraciones artísticas a las Coplas de Jorge Manrique (1979) y a obras de Albert Camus, de Ernest Hemingway y de otros famosos escritores. A su pluma se debe la Introducción a Velázquez en la colección Chefs d´oeuvre de l´Art. En 1984, el Ministerio de Cultura francés nombró a Orlando Pelayo Oficial de la Orden de las Artes y las Letras. En 1983, vio la luz en Oviedo una serie de grabados impresos bajo el título El retrato de Góngora y seguidos de los de Fábula de Polifemo y Galatea, de Góngora, “puesta en figura por Orlando Pelayo, pintor y grabador”. Asimismo, en Asturias desde el 6 de mayo de 1988 hasta el 10 de julio, una importante colección de sus obras fue presentada, sucesivamente, en Oviedo, Avilés, Gijón, La Felguera y Mieres. En 1989 fueron igualmente presentadas sus obras en una galería ovetense. Aunque totalmente vinculado a la escuela parisina, Orlando Pelayo, con su Asturias en el recuerdo, viene a subrayar un cierto encuentro con sus raíces asturianas. En el Museo Provincial de Bellas Artes de Asturias se halla constantemente expuesta una buena muestra de la rica colección, de más de cincuenta cuadros que posee, donada en su casi totalidad por el propio Orlando Pelayo, el cual, meses antes de morir, había sido condecorado con la Medalla de Oro del Principado de Asturias, mientras la comisión del Ayuntamiento de Oviedo de cultura había aprobado proponerle para el Premio Príncipe de Asturias. 1962).

http://www.rtpa.es/sociedad:Obras-del-gijones-Orlando-Pelayo-llegan-al-Bellas-Artes_111426420549.html

 

Print Friendly, PDF & Email